sábado, 1 de agosto de 2015

Jiko Joka: Sanación de autolimpieza

Jiko Joka: Sanación de autolimpieza





Jiko Joka: Sanación de autolimpieza
La posición básica es estar de pie. Colocar los pies separados en relación al ancho de los hombros y visualizar el Canal Central y como atraviesa los chakras. Los ojos cerrados o semi cerrados.
Conéctate con la energía Reiki levantando los brazos entreabiertos por encima de la cabeza con las palmas de las manos mirando o al frente o hacia el cielo (método Hayashi Sensei). Siente que te conectas con el Universo, que Reiki fluye por todo tu cuerpo y que te fundes con la energía que emana de las palmas de las manos. Siente que todo el cuerpo esta envuelto en la energía Reiki.
Baja las manos mientras estás sintiendo las vibraciones luminosas. Abre los brazos a la derecha y a la izquierda con las palmas hacia abajo. Luego coloca las manos juntas con las puntas de los dedos tocándose al nivel del pecho.
Mientras haces la respiración Hado con el sonido “haaa”, empuja ambas manos hacia abajo para que la energía pueda ser liberada del cuerpo. Siente la energía dejando el cuerpo a través de las plantas de los pies. Haz este ejercicio solo una vez, al principio de la respiración.
Respira suavemente a través de la nariz. Lleva las manos hacia abajo con las palmas todavía mirando hacia abajo y mueve la energía de la tierra hacia arriba. Mueve las manos tan alto como puedas por encima de la cabeza, con las palmas mirando hacia el cielo, y envía la energía de la tierra hacia el cielo. Luego recibe la energía del cielo.
Mientras haces la respiración Hado, coloca las palmas de las manos hacia abajo y mueve las manos hasta la cabeza. Luego coloca las palmas mirando hacia tu cuerpo y mueve las manos hacia el pecho, y luego hacia abajo, hacia el abdomen, para mover la energía del cuerpo hacia abajo, suelta toda la energía hacia la tierra a través de las plantas de los pies.
Según expiras hasta el límite, suavemente inspira con la nariz de nuevo y mueve la energía de la tierra hacia el cielo con ambas manos.
Entonces de nuevo recibe la energía del cielo y mueve la energía del cuerpo hacia la tierra con la respiración Hado. Tus palmas miran hacia abajo cuando se levantan y hacia el cuerpo cuando se hunden.
Estos ejercicios son de auto limpieza y sanación, para elevar tu nivel de vibración y los puedes hacer en cualquier momento y lugar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario