viernes, 13 de enero de 2017

LAS CASUALIDADES NO EXISTEN, TODO SE RIGE POR UN ORDEN UNIVERSAL

LAS CASUALIDADES NO EXISTEN, TODO SE RIGE POR UN ORDEN UNIVERSAL





consejosdelconejo.com


Rodeada de libros de física con fórmulas matemáticas complejas y ecuaciones complicadas, a la vez que novelas sobre misticismo con mensajes entre líneas, Teresa Versyp, de origen belga, ha combinado ambos polos de investigación en la búsqueda de un equilibrio entre la mística y la física, la espiritualidad y la ciencia.


Así nació su libro “La dimensión cuántica”. Actualmente es profesora de Física Cuántica en diferentes centros e imparte cursos y conferencias divulgativas enlazando la ciencia con la dimensión espiritual del ser humano.


Parece ser que tras el éxito de la película documental “Y tú qué sabes” se empieza a hablar de física cuántica a un nivel más divulgativo.


Así es. La cuántica estudia el mundo de los átomos y las partículas subatómicas siguiendo unas leyes que van en contra de nuestro sentido común o lógica cotidiana, apuntando la existencia de una realidad oculta.


¿Esta realidad oculta implicaría el punto de encuentro entre la espiritualidad y la ciencia?
Hay relación en tanto se establece una unión entre el estudio de la materia y la energía y el estudio del cuerpo y la conciencia en el ser humano. Por ejemplo, en Alemania ya se está estudiando científicamente la relación entre la conciencia y la emisión de luz por parte de nuestras células, llamado campo biofotónico.


¿Estaríamos pasando de un paradigma materialista a un nuevo paradigma metafísico que manifiesta un orden o inteligencia universal?
Parece ser que existe un nivel cuántico donde hay un orden establecido que me atrevería a llamar el campo de punto cero, con información y energía en el cual suceden unas interconexiones a nivel no local, de influencias instantáneas.


¿Podría relacionarse este orden universal con las sincronicidades?
Se ha comprobado científicamente que existe relación entre la sincronicidad o un inconsciente colectivo y un orden subyacente a todo lo observable que no tiene por qué ser estático, sino que depende de nuestra conciencia y de nuestra mente.
¿Así, estaríamos determinados por este orden universal inteligente?
No tiene ningún sentido hablar de un determinismo en la física cuántica, donde rige el principio de incertidumbre que da margen a la libertad absoluta. Sí que existen intuiciones, señales. Nos damos cuenta de la sincronicidad cuando estamos sintonizados con este nivel y somos sensibles a ese orden profundo.


¿Y este orden tendría un propósito?
Puede tener el propósito que nosotros deseamos que tenga. Nuestra conciencia forma parte de dicho orden y es la que puede considerar, en conjunción con la propia espiritualidad, la existencia de un propósito superior.


¿Y qué pasa con lo que va más allá del pensamiento?
Es evidente que cualquier pensamiento que genere no queda aislado, sino que está interconectado con este orden universal. Hay experimentos que corroboran que los pensamientos afectan a la estructura molecular.


¿Tendría esto algo que ver con la remisión casi espontánea de algunas enfermedades?
Se ha comprobado que enfermos terminales que generan pensamientos positivos son capaces de curarse. Nuestro pensamiento es vibración y tiene unas frecuencias que actúan en nuestro cuerpo.
“Cualquier pensamiento que genere no queda aislado, sino que está interconectado con un orden universal”


Entrevista realizada por Silvia Gelices publicada en Diari de Terrassa


Extraido de: http://nuevodesordenmundial.blogspot.com.es/search?updated-max=2017-01-12T12:38:00%2B01:00&max-results=11

http://realidaddimensional2014.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario